primeros textos

Casio SK1 el primer sampler electrodoméstico
 
 

UN MÉTODO OBJETIVO. El Método de Composición Objetiva.

 1989

  El MCO consiste en un mazo de cartas infinito, cuyo soporte es un
  disco digital, en el sentido de un bloc de notas donde apuntamos el
  resultado de la consulta, pero donde el soporte básico del material
  simbólico pre-consultado es el espacio, las ondas hertzianas que se
  transmiten por él y en el que el momento y lugar de la extracción
  constituyen el oráculo. Lo que efectuamos es una extracción de la
  forma mediante el destino. Esa forma nos refleja porque el destino
  nos la adjudica de manera personal. Sumando las cuatro pistas, los
  cuatro niveles, nos encontraríamos ante cierto tipo de música
  simbólica. Aunque podría cuestionarse su cualidad estrictamente
  musical, es evidente que manipulando con el teclado podemos
  obtener cierto resultado estético. La mezcla posterior también es un
  esfuerzo resumidor, estético, de recoger un resultado. Nunca
  debemos olvidar que esa "música" resultante no es una respuesta
  ni una solución, sino una expresión matérica de lo desconocido, de
  lo posible, de lo no formulado que vive entre el resto de
  posibilidades.
  No es exactamente una "estrategia oblicua", actúa también como
  proceso revelador de la individualidad por el hecho de crear una
  situación sonora que irrumpe en el transcurrir propio. En ese
  sentido actúa como el I Ching: provoca el cambio adecuado en el
  momento de la consulta, pues es algo que deviene materia
  (inmediatamente después de ser consultado).

  Sistema compositivo mediante procesos de azar interactivo.
  Producción de una realidad sonora virtual.

  Generalmente, la obtención de muestras sonoras no va más allá de
  la voluntad de instrumentalizar sonidos extrínsecos en un proceso
  fetichista de substitución tímbrica. El MCO, por el contrario,
  trabaja con secciones de realidad entendiendo que el proceso de
  obtención de muestras digitales va más allá del concepto aceptado
  actualmente del sampler como "cámara fotográfica de sonidos",
  generando una auténtica realidad virtual sonora, procedente de
  una viva interacción compositiva entre el manipulador que trabaja
  en el laboratorio y el material sonoro, desplazado irreversiblemente
  de su pasividad. Es de esta manera como el Método puede expresar
  metáforas que durante siglos han fascinado a la Humanidad.

  1994

  La configuración del Laboratorio adecuado para la elaboración del
  Método tuvo lugar en 1989.

  A partir de 1993, se diseñaron los procesos de aplicación
  creativa del Método, posteriores a su desarrollo en experiencias de
  música "funcional", otorgando preferentemente al material sonoro
  una función simbólica-poética pero bajo un rigor conceptual
  similar al aplicado sobre las experiencias de "música para moverse
  en relación a los objetos" (instalaciones) o "música para ser objeto
  de otro movimiento" (danza, video...)
  A partir de ese momento, el Método comienza a proveer
  "música para moverse dentro de uno mismo" (emociones) y efectúa
  la extracción del material del gran archivo del inconsciente, los
  sueños o las regiones desconceptualizadas de la mente, apelando a
  la fuente indeterminada de sonido más amplia posible: la totalidad
  del universo sonoro y produciendo cada particular extracción por
  obtención de muestras sonoras de la radiofrecuencia (incluyendo la fluctuación
  del fondo de microondas, el llamado "eco del Big-Bang").
  La selección y ordenación de todo este material se realiza
  (a la búsqueda de un azar exacto), por medio de las
  posibilidades de un laboratorio configurado específicamente para
  la producción del Método (el Laboratorio de Música Desconocida).

  TÉCNICA

  El Laboratorio en que ésto se lleva a cabo (Laboratorio de Música
  Desconocida <L.M.D.>) fue configurado específicamente para la
  producción del Método. Puede ser estático o desplazarse en una
  maleta totalmente operativa que está diseñada para poder verificar
  en ella todos los procesos de captación digital de sonidos, su
  edición, producción y manipulación posterior. Contiene un
  sintonizador multibanda (1) [al cual le ha sido anulado el altavoz,
  por lo que las muestras se efectúan a "ciegas" con el único concurso
  de un LED de sintonía], un sampler (2) [con una capacidad
  máxima de muestreo de 0,4 segundos, sólo puede guardar una
  muestra en memoria, por lo que es necesario ejecutar en el teclado
  inmediatamente. El teclado permite un máximo de cuatro notas
  simultáneas, que pueden ser memorizadas en una secuencia
  máxima de 400 notas], un grabador digital de cuatro pistas (3), un
  grabador digital estéreo (4), y unos auriculares (5).

  Las sesiones de laboratorio para la práctica real del MCO permiten
  "entrar" en el proceso del Método, mediante <FASE 1> la
  investigación previa de las prioridades que se
  establezcan sinápticamente. A continuación <FASE 2> llega
  el trabajo de campo individual de recogida de muestras. En el caso
  del M.C.O. este trabajo de campo puede circunscribirse al mismo
  laboratorio y el laboratorio, diseñado como una unidad
  transportable, permite trabajar en no importa qué lugar incluso
  durante la organización, selección y conexión entre las muestras y
  elaboración de un discurso propio con la ayuda de los procesos
  que incorpora el Método (conceptualización del
  material). Como resultado, <FASE 3> se elabora un trabajo grabado,
  mediante las siguientes técnicas de
  composición (aproximación al azar como exactitud, desde la
  intuición) desarrolladas por el Método: a) Adaptación de la forma
  a los medios, con trasvase intacto de contenido.
  b) Expresión de la forma intacta pre-adaptada (documental).
  c) Estructuras orgánicas (se combinan con los anteriores sistemas
  sin discriminación); Simulación, ready-made, contraste, simbiosis,
  superposición, diferenciación, fragmentación, serialización.
  minimalización, autorreferencia y cualquier otro extrañamiento
  que suponga un asedio consciente a la forma.
 

Mediante el M.C.O. la música opera en el estrato mental / anímico que produce / genera los mundos virtuales que se reflejan también en lo visual o lo literario, en un estrato no simbólico, sino sígnico. Por tanto, desprovisto de jerarquías perceptivas, mágico.
Es una señalización de lo soñado o aún más, su matemática. En lo más inercial de nuestra mente, somos buenos mecánicos semánticos, expertos en verdades, La escucha no es más que un juego con la capacidad premonitoria inmediata, una estimulación de las actividades corticales en el hemisferio derecho, un "interface" para las fuentes que proveen la materia que se va a utilizar como señalización. Es así como se produce la extracción. Se extrae de la "realidad" como una carta de un mazo. La forma provee contenido mediante la privilegiada exactitud del azar.

Trabajamos con todas las emisiones radioeléctricas, sean mecánicas o de origen humano, que puedan ser captadas por un sensible receptor multibanda. Tanto la refracción en las capas altas de la atmósfera terrestre de las emisiones procedentes de la tierra como aquellas que la atraviesan procedentes del espacio son captadas por el receptor, de manera que, cuando hablamos de trabajo de campo, nos referimos exactamente a la posibilidad de desplazarnos con la maleta-laboratorio LMD (que está equipada con baterías) a no importa qué lugar geográfico, habitado o no, para realizar las operaciones de las fases 1 y 2.
 

(no confundir las fases 1, 2  y 3 del proceso técnico original en el laboratorio con la primera, segunda y tercera fase MCO, que son las etapas cronológicas en que ha ido desarrollándose y evolucionando el Método).
 
 



         P R I M E R A   F A S E   M C O   S E G U N D A   F A S E   M C O     L A   S E R I E   M C O

VUELVE A TEXTOS